Publicado: 18 de Septiembre de 2019

Quedarte embarazada es una de las experiencias más increíbles que hay en la vida. Pero tu cuerpo sufrirá una serie de cambios que afectarán también a tu estado de ánimo. Por lo que tienes que estar preparada para hacer frente a las complicaciones que surjan. En la entrada de hoy vamos a hablar de todo lo que la fisioterapia puede hacer por ti. Para que así tengas un parto más sencillo y te recuperes pronto del mismo. 


Objetivos de la fisioterapia durante el embarazo

El objetivo básico de la fisioterapia durante el embarazo acabar con el ciclo miedo, tensión y dolor tan característico. Y en general, disminuir las molestias para mejorar la calidad de vida. También puede haber metas más específicas, como activar la circulación de la sangre, tonificar la musculatura, mantener la flexibilidad, favorecer el tránsito intestinal o mejorar el equilibrio. 

Aprenderás las posturas que son más adecuadas para evitar problemas innecesarios. Así como las técnicas de relajación que te ayudarán a liberar estrés durante la fase del embarazo. Esta preparación es esencial para hacer frente al parto y el post parto. Y garantiza que tu forma física te permita desempeñar tus nuevas obligaciones como madre. 


Nuevo centro de gravedad

Durante el embarazo, tu centro de gravedad cambia por completo. Tendrás que adaptarte a esta nueva circunstancia y aprender las posturas correctas para sentarte, dormir o hacer las tareas de casa. De lo contrario, es probable que tus músculos se sobrecarguen y sufras dolores de espalda. El cuidado de la columna es indispensable. En este sentido, podemos realizar masajes para descargar la tensión muscular y relajarnos. 


El suelo pélvico

Unas horas después del parto, tu cuerpo comenzará a estabilizarse. Pero en algunos casos no llegará a los niveles anteriores. Especialmente en el suelo pélvico, que es una de las zonas prioritarias que debemos recuperar. Ten en cuenta que, con el paso de los años, los músculos de la pelvis se debilitan hasta el punto de provocar problemas de incontinencia urinaria. Así como todo tipo de molestias que podemos solucionar con una simple rutina de ejercicios diario.